Cuando el alquiler de coches para bodas es una de las cosas en las que hay que pensar al acercarse la fecha de nuestra boda, el ver los tipos de coches clásicos nos puede ayudar a elegir, hoy os enseñamos un precioso Buick Riviera del año 1969.

alquiler de coches para bodas, buick riviera 1969

A simple vista este clásico americano resulta imponente, es por eso que el alquiler de coches para bodas, es esencial en este aspecto, ya que queremos llegar al lugar del enlace de manera que quede en recuerdo de todos. Este Buick Riviera, era un coche de lujo. El que os enseñamos es su segunda generación, que se produjo de los años 1966 al 1970. Las típicas líneas de los clásicos de esos años son las que los hacen tan diferentes y especiales.

alquiler de coches para bodas, buick riviera 1969 farosEsta es una buena opción de alquiler de coches para bodas porque ya en esta generación fueron rediseñados, siendo la parte más característica los faros, ya que están ocultos en lo que parece la parrilla. lo que se ve en los lados del parachoques no son los faros de las luces sino que son los intermitentes, cuando se descubren los faros se pueden ver las diferencias. El motor de esta magnífica máquina era un V8 de 7000 centímetros cúbicos y unos potentes 360 caballos de fuerza, una auténtica bestia. La parte trasera tenía el parachoques acabado en pico y totalmente cromado con los faros incrustados en él. Estos clásicos eran de techo duro, pero decorado con vinilo, con un ligero diseño, “fast back” de la carrocería que lo hace mucho más aerodinámico para poder alcanzar las velocidades dignas del motor que poseía.

Si te gusta este clásico americano como opción de alquiler de coches para bodas, pásate por nuestra galería, porque tenemos un clásico 100% americano de 1969. Porque para una boda perfecta y de película hay que llegar con un coche de película y nosotros te lo ofrecemos.

alquiler de coches para bodas, buick riviera 1969 trasera