Una opción de alquiler de coches para bodas es un clásico de la Ford Motor Company, el que os enseñamos hoy no es otro que el Ford Starliner, un clásico americano con mucha exclusividad.

alquiler de coches para bodas, ford starliner 1961

Cuando hablamos de exclusividad en el alquiler de coches para bodas nos referimos al hecho de que hay clásicos que se produjeron durante muy poco tiempo y hay pocos modelos del mismo, por lo que podemos casarnos con un trozo de historia del automóvil convirtiendo nuestra boda en algo completamente diferente a las demás y que será recordado como único.

alquiler de coches para bodas, ford starliner 1961 traseraEste coche clásico americano fue producido por la Ford Motor Company en el año 1960 hasta solamente un año después, en 1961, y es que era la versión en “fast back” del clásico que ya os hemos enseñado con anterioridad, el Ford Galaxie, que junto con el techo duro tenía una línea resbaladiza y aerodinámica. Y precisamente por eso tenía forma en la parte trasera de diseño de reactores de avión, tanto las aletas rematando las ruedas traseras carenadas como los faros. La decoración trasera de este clásico es la que más llama la atención por esos faros redondos con otro pequeño faro dentro que era el intermitente y la parrilla de decoración que va de uno a otro, junto con el parachoques cromado con dos salientes cubiertos con goma.

En la parte frontal destacamos la gran parrilla delantera junto con el parachoques y los faros redondos, ambos juntos y los intermitentes incrustados en el parachoques cromado.

El motor que tenía esta magnífica máquina era como el Galaxie, había tanto V6 como V8 y podían elegir entre un mayor motor 390 pulgadas cúbicas o algo menos potente con 352 pulgadas. La corta trayectoria de este clásico se debe a que quiso ser introducido en la famosa carrera NASCAR pero tras solamente una carrera abandonó por llegar un nuevo modelo, el Ford Starlift.

alquiler de coches para bodas, ford starliner 1961 largo