Los coches antiguos para bodas que os hemos enseñado hasta ahora tienen varias generaciones y el coche clásico americano que os traemos hoy llegó a tener 8 hasta que se dejó de producir en la década de los 90. No es otro que el Buick Roadmaster.

Coches antiguos para bodas buick roadmaster 1938

Cuando estos coches antiguos para bodas se crearon en el año 1936 como dato de mejora en su ingeniería y avances tecnológicos se decidió ponerle el nombre de Roadmaster. De estos coches clásicos americanos solamente se produjeron con dos tipos de motores; los de 3800 centímetros cúbicos y 93 caballos de potencia y otros más grandes y potentes con 5200 centímetros cúbicos y 120 caballos. Estos coches antiguos para bodas eran modelos completamente nuevos y rediseñados que resultó un éxito de ventas de la época.

OLYMPUS DIGITAL CAMERALos cambios exteriores que fue tomando este coche clásico americano fueron acompañados de las líneas que se daban en cada década. Pero en la década de los 40 estos coches antiguos para bodas tenían una distancia entre ejes más corta, más ligeros y más baratos estando disponible por primera vez con dos puertas como cupé. A lo largo de la misma década se introdujo la parte trasera “fastback”, es decir, que se redondea hacia abajo. Cuando finalizó la guerra y se reanudó su producción se le incorporo un detalle, como adorno de un “visor de bombardeo” en el capó del vehículo.

Coches antiguos para bodas buick roadmaster 1958Los coches antiguos para bodas del Roadmaster que se introdujeron en la primera parte de la década de los 50 tenían una turbina doble en sus motores V8 y en la segunda mitad de la década sus faros traseros se cambiaron para poner unos que tenían forma de bala. Al final de ésta década ya iban teniendo los Roadmaster las formas típicas de los coches de los años 60. Y supuso el parón de producción de estos coches antiguos para bodas considerados como coches clásicos para bodas ya que se reanudó su producción en la década de los 90.

Los coches clásicos americanos son una opción perfecta para elegirlos el día de nuestra boda para marcar la diferencia y que sin duda sea el día más especial de todos con diferencia con un clásico que como su nombre indica es “el amo de la carretera”.