Uno de los coches antiguos para bodas que hemos elegido esta semana es un potente muscle car. En post anteriores ya os hemos hablado de algunas de estas máquinas clásicas de la velocidad y el nuevo elegido esta vez es el Dodge Challenger.

coches antiguos para bodas Dodge challenger 70

Los creadores de esta compañía automovilística, los hermanos John y Horace Dodge querían que los compradores de sus coches tuviesen la mejor relación precio-producto creando así la compañía en 1914 que se llamó Dodge Brothers Motor Vehicle Company, actualmente Dodge formando parte de Chrysler desde 1928.

coches antiguos para bodas Dodge challenger azul 70Estos coches antiguos para bodas se empezaron a producir en 1970 y cuenta con tres generaciones. La primera fue hasta 1974, el Dodge Challenger con respecto a su estilo y potencia marcó época. Los primeros que salieron tenían un modesto motor de 6 cilindros en línea. Pero cambió abrazando la fuerza de un motor 440 V8 con un carburador de seis bocas. La estética de estos coches antiguos para bodas estaba inspirado en el también muscle car Plymouth Barracuda pero se hizo ligeramente más ancho para aumentar el espacio interior del vehículo.  Los Challenger como modelo estándar tenían 6200 centímetros cúbicos y 335 caballos de potencia. Todos los modelos que se produjeron podían ser convertibles o de techo duro.

coches antiguos para bodas Dodge challenger traseraEn esta generación se fueron incluyendo diferentes cambios en el clásico como la parrilla, las líneas adhesivas y las ranuras de ventilación de los frenos. Algunos motores fueron cambiados llegando el más potente a un V8 360 con 245 caballos de potencia en 1973. Debido a la época que se vivía (Primera crisis del petróleo) en 1974 fue el último año de estos coches antiguos para bodas dejando como marca por excelencia y referencia de los muscle cars.

  No fue hasta el año 78 cuando gracias a la compañía Mitsubishi con una versión temprana del modelo Galant Lambda, Dodge volvió a revivir al Challenger en su segunda generación, vendiendo el Galant como un Dodge Challenger hasta 1983. Estos coches antiguos para bodas no volvieron a fabricarse hasta el reciente año 2008 continuando en nuestros días con unos más que potentes motores formando parte de la tercera generación de Challenger.