Los coches antiguos para bodas de esta semana son de aspecto peculiar y aunque quizás algunos los cataloguen de poco atractivos no dejan de ser unos coches clásicos americanos que llaman la atención, hablamos del Ford Edsel Citation.

coches antiguos para bodas Ford Edsel Cita 1958

Estas joyas de las cuatro ruedas formaban parte de la división Mercury y se produjeron en 1958. Este clásico era un modelo que se fabricó más largo y con detalles de lujo, determinados accesorios eran de acero inoxidable pero otros eran de aluminio anodizado en oro. Los motores de estos coches antiguos para bodas eran V8 y llegaban a los 6700 centímetros cúbicos y transmisión automática. En el centro del volante tenía los botones de selección que venían de manera estándar, solo traían de manera opcional el aire acondicionado pero ya en esta época este coche clásico americano contaba con todos los cinturones de seguridad y la seguridad de bloqueo en las puertas traseras, la cual solo se podía abrir con la llave para evitar que los niños abriesen la puerta cuando el vehículo estaba en movimiento.

coches antiguos para bodas Ford Edsel Cita volanteFue en 1958 cuando se lanzó la venta de estos coches antiguos para bodas, pero la estrategia de marketing que la Ford utilizó fue un desastre y sus ventas no resultaron beneficiosas por lo que este clásico solo tiene modelos de ese mismo año. Quizás también podría darse el caso de que este clásico americano no resultara lo bastante atractivo para los usuarios debido a su diferente estética frontal con los detalles cromados y la parrilla delantera tan estrambótica dividida en tres partes quedando la central muy sobresaliente. La parte trasera de estos coches antiguos para bodas incluía unos faros de forma alargada. Y era notable que fue un modelo más largo ya que dejaba espacio más que de sobra para tener un gran maletero.

coches antiguos para bodas Ford Edsel Cita backEstos coches antiguos para bodas aunque sean considerados como uno de los mayores fracasos de la historia del automovilismo no dejan de ser unos coches clásicos americanos que al menos no dejan indiferente si los escogemos para el día de nuestra boda.