Los coches antiguos para bodas que presentamos hoy son unos coches clásicos en toda regla, solo se produjeron durante un año y a pesar de que su nombre lleva el número 48 no es precisamente un clásico de ese año, sino del año 1935 y no es otro que el Ford 48.

coches antiguos para bodas, Ford 48 cabriolet

La Ford Motor Company sacó en el año 35 estos magníficos coches antiguos para bodas. Era una actualización del popular Ford B, el cual es un coche clásico de colección por el que los coleccionistas pueden llegar a pagar mucho dinero, con un motor en forma de V con 8 cilindros, es decir, un motor V8. La característica principal y que más destaca de este coche clásico americano es su parrilla frontal que resultaba super vistosa y las llantas podían ser de radios o integrales según el modelo que se eligiera. Los modelos disponibles de estas joyas de las cuatro ruedas eran en versión estándar o de lujo y podían ser cupe, sedan o convertibles e incluso en versión camioneta.

coches antiguos para bodas, Ford 48 camionetaEstos coches antiguos para bodas tenían los detalles exteriores en cromado, con los faros totalmente redondos que son característicos de los coches clásicos de esta época. Algunos de los modelos tenían en los laterales del capó algún tipo de decoración que podían hacer las veces de ventilación para el motor. Otras características de los modelos que tenían en la época eran los guardabarros que estaban tanto en la parte delantera como en la trasera y van con la forma integrada de los neumáticos.

coches antiguos para bodas, Ford 48 interiorEl interior de estos coches antiguos para bodas comparado con los coches clásicos de años siguientes es algo más reducido en espacio interior. Tenía banqueta corrida en los asientos delanteros y la palanca de cambios en el centro del suelo de la parte delantera, siendo una barra larga que subía hasta la altura del salpicadero el cual tenía los indicadores de velocidad y una pequeña guantera.

Sin duda este es uno de los coches antiguos para bodas que van destinados a los más románticos de los coches clásicos.