Los coches antiguos para bodas cuando son producidos destinados a ser de lujo tienen una característica mucho más especial y cuando una de sus generaciones forma parte de una película mítica, mucho más, hoy os mostramos el Ford Thunderbird.

2007 FRC Car & Motorcycle Show

Estos coches antiguos para bodas reciben su nombre en honor al “Pájaro Trueno” una criatura mitológica de los antiguos indígenas de América del Norte que destacaba por su fuerza, rapidez y furia. Estos coches clásicos americanos llegaron a tener hasta trece generaciones, pero son solo las seis primeras las que os resumiremos ya que las siguientes forman parte de coches algo más modernos ya que se produjeron hasta el año 2005.

Coches antiguos para bodas Ford Thundebird 57La primera generación de estos coches antiguos para bodas se produjo del año 55 al 57 bajo los sobrenombres de “Classic birds” y “Little birds” (pájaros clásicos y pequeños pájaros respectivamente) Ambos tenían un motor V8 y ya contaban con un receptor sensible a la velocidad el cual iba conectado a la radio para que según fuese acelerando, el volumen de la radio fuese aumentando. La segunda generación de estos coches clásicos americanos iba del 58 al 60 y fue galardonada con el título a mejor coche del año (1958), eran coches familiares gracias a la amplitud que les da esa característica y fue en este periodo cuando se duplicaron las ventas de estos coches antiguos para bodas.

Coches antiguos para bodas Ford Thundebird 66La tercera generación tenía el sobrenombre de “Bullet birds” (pájaro bala) del 61 al 63 y ya en estos años estos coches antiguos para bodas tenían transmisión automática y dirección asistida. La cuarta generación de estos coches antiguos para bodas tiene un especial significado, concretamente el modelo del año 66, que no es otro que el Thunderbird que podemos ver a manos de Susan Sarandon en la mítica película de Thelma y Louise.

La quinta y sexta generación de estos coches antiguos para bodas eran coches mucho más potentes con 385 caballos de potencia y el ésta última generación mencionada surgió el lema de “Thunderbird para él y para ella” en una catálogo de regalos “para el que lo tiene todo” lo cual reflejaba el grado de popularidad que alcanzó este coche clásico americano.

Sin duda, con las inolvidables Thelma y Louise este clásico es una alternativa estupenda para ser elegido como coche para el día de nuestra boda.