Los coches antiguos para bodas que esta semana queremos mostraos son unas joyas automovilísticas que con su nombre van indicando estilo, son los Lincoln Cosmopolitan.

coches antiguos para bodas, Lincoln Cosmopolitan 1952

Estos coches antiguos para bodas tenían un tamaño completo y eran coches de lujo que se vendieron desde el año 1949 al 1954. La primera generación exteriormente muestra la robustez clásica de los Lincoln de esa época. Los faros delanteros son como los que hemos estado viendo en los clásicos americanos de estos años, son redondeados y el parachoques imponentes con todos los detalles cromados. Las ruedas traseras son carenadas bajo la carrocería que en su conjunto es perfectamente redondeada en todas sus línea.

coches antiguos para bodas, Lincoln Cosmopolitan 1948La parte posterior de estos coches antiguos para bodas tiene características de estilo y discreción, ya que sus faros son redondeados y pasan desapercibidos sobre el parachoques trasero. En estos primeros coches antiguos para bodas en un comienzo tenían 3 velocidades y su transmisión era manual pero fue cuestión de poco tiempo que sus motores fueran de cuatro velocidades y de transmisión automática la cual era cedida por la General Motors, tenían 8 válvulas en V y 5500 centímetros cúbicos.

En 1952 comenzó la segunda generación de estos coches antiguos para bodas y fue completamente rediseñado. Exteriormente se aprecian cambios como que los faros delanteros sobresalen un poco ya que la carrocería en la parte frontal sobre sale un poco más que en el modelo anterior. El motor de este coche clásico americano  que tenía fue remplazado por un potente V8 de 4100 centímetros cúbicos.

coches antiguos para bodas, Lincoln Cosmopolitan 1946 back  Estas magníficas joyas de las cuatro ruedas que produjo Lincoln estaban disponibles con dos puertas en versión cupe, capri cupe y convertible. Pero con 4 puertas solamente estaba disponible en sedán el cual es la mejor opción para elegirlos como coches antiguos para bodas para mayor comodidad, en cuando a espacio y facilidad para poder subir o bajarse de él en el día de nuestra boda.