Muchos de los coches antiguos para bodas son muy famosos y conocidos, hoy os presentamos no solo un clásico americano famoso, sino que es un coche de película. El Plymouth Fury que podemos ver en la película Christine, basada en la novela del mismo nombre de Stephen King.

Coches antiguos para bodas, Plymouth Fury 1957

El Plymouth Fury fue uno de los coches antiguos para bodas de la subdivisión de la Chrysler como hemos visto en post anteriores, fue producido desde 1956 y 1978. Y durante ese periodo llegó a tener hasta seis generaciones. Todas las generaciones de estos coches clásicos americanos tienen las líneas exteriores que cada época marcaba tendencia con la diferencia de especificaciones que a cada modelo los hacía únicos y especiales.

Coches antiguos para bodas, Plymouth Fury 1960Estos coches antiguos para bodas tenían una potencia similar a los de la competencia, que eran los Chevys Bel Air e Impala. Los Fury que significa “furia” tenían ese nombre porque su potencia era muy alta con motores V6 y V8. El primer modelo del Fury tenía 4900 centímetros cúbicos con un motor V8 llegando a tener hacia el final de su generación hasta 5700 centímetros cúbicos. Eran deportivos de alto rendimiento.

La segunda generación de estos coches antiguos para bodas tuvo un cambio de carácter pasando a ser un vehículo de alto rendimiento con 375 caballos de potencia y 6700 centímetros cúbicos. Y la parrilla frontal pasó a tener un aspecto similar a la de un ceño fruncido imitando así un gesto de furia.

Estos coches antiguos para bodas en su tercera generación fueron cambiando exteriormente ya que fueron desapareciendo los detalles cromados típicos de la década de los 50. Y en cuanto a características del modelo sufrió una proliferación de peso y se hizo más ancho llegando a tener 385 caballos de potencia.

Coches antiguos para bodas, Plymouth Fury 1958Las siguientes generaciones pasaron a ser mucho más cuadradas y modernas con motores igualmente potentes y se convirtieron en los coches clásicos americanos preferidos por los cuerpos de policías estadounidenses.
El encanto de los coches clásicos que son de marcas que ya no existen y el hecho de que los podamos ver en películas son características más especiales para elegirlos como los coches antiguos para bodas más especiales.