Hoy los coches antiguos para bodas que os enseñamos esta semana son de aire más deportivo y más agresivo no es otro que el Pontiac Ventura.

Coches antiguos para bodas Pontiac Ventura  1963

Estos coches antiguos para bodas van de la mano de la potencia y deportividad y con un aire exterior más agresivo e impresionante. Cuando elegimos un coche clásico para nuestra boda queremos en muchas ocasiones que el vehículo se adapte a nuestra personalidad y es por eso que podemos elegir entre diferentes versiones de las joyas de las cuatro ruedas. El Pontiac Ventura en uno de los coches antiguos para bodas que se produjo por la división de la General Motors y recibió ese nombre por la ciudad californiana de Ventura.

Coches antiguos para bodas Pontiac Ventura  1966El Pontiac Ventura fue producido por primera vez en el año 1960 como una versión de tamaño completo de Pontiac de mayor precio y con características similares en cuanto a motor y distancia entre ejes al Pontiac Catalina, el cual hablamos en post anteriores. Estos coches antiguos para bodas estaban disponibles con dos y cuatro puertas y con techo duro. Exteriormente tenían una identificación única ya que las cubiertas de las ruedas eran de lujo, tenían un volante deportivo y una tapicería que imitaba al cuero. Estos coches clásicos americanos fueron sustituidos por la serie Catalina en 1971 y en los años posteriores pasaron a ser de cuerpo compacto.

Coches antiguos para bodas Pontiac Ventura  1972Estos coches antiguos para bodas en cuerpo compacto que se produjeron desde el año 1971 al 1977 eran más potentes y deportivos, tenían 4000 centímetros cúbicos y 6 cilindros. Con el paso de los años fue aumentando de motor y en el 72 salió una versión limitada para el mercado sur de California llamado Ventura SD. Y dos años más tarde llego el Pontiac GTO que no era otro que el Ventura versionado para las carreras de LeMans.

Es por ello que elegir coches antiguos para bodas que tengan personalidad potente nos hace ser distinguidos entre muchos que eligen coches de estilo más clásico.