Los coches antiguos para bodas de esta semana van dedicados a Inglaterra ya que de allí y que concretamente el modelo que os presentamos solamente se produjo durante apenas 10 años, no es otro que el Rolls-Royce Silver Cloud.

coches antiguos para bodas, Rolls-Royce Silver Cloud

 

Estos coches antiguos para bodas eran el modelo principal de la gama automovilística de Rolls-Royce y su fabricación comenzó en el año 1955 y se prolongó hasta 1966. La traducción del nombre es “nube plateada”.  La línea de estos clásicos es fácilmente reconocible en todos ellos por su parrilla del radiador en la parte frontal y faros delanteros. Estos clásicos ingleses tuvieron tres generaciones la I, II y III.

coches antiguos para bodas, Rolls-Royce Silver Cloud ILa primera generación, el Silver Cloud I tenía un chasis totalmente rígido que básicamente era una caja de acero que en su construcción permanecía separado de la carrocería del vehículo. Esto era así porque facilitaba nuevas versiones con carrocerías especiales. Estos coches antiguos para bodas medían 5 metros y 38 centímetros de largo y 1 metro 90 de ancho. El motor era de 6 cilindros en línea de 4900 centímetros cúbicos y 155 caballos de potencia y a partir de 1956 la dirección asistida y el aire acondicionado se convirtieron en una opción. La segunda generación de estos coches antiguos para bodas fue introducida en el año 59 tenía pocos cambios pero en cuanto a motor sí. Los motores ahora eran V8 con 6200 centímetros cúbicos tal potencia se necesita para mover las más de dos toneladas de este magnífico coche clásico. La última generación sufrió cambios en cuanto a peso, se volvió algo más ligero y se aumentó la potencia.

coches antiguos para bodas, Rolls-Royce Silver Cloud 1958En todas las generaciones los detalles de estos coches antiguos para bodas eran cromados junto con la parrilla rectangular típica del los Rolls- Royce. La parte trasera es en “fast back” la cual es muy identificable en todos los coches clásicos de estilo inglés.  Estas joyas de las cuatro ruedas y sus características les convierten en vehículos con un corte muy señorial dignos de elegirlos para el día de nuestra boda.