Los coches antiguos para bodas que esta semana os enseñamos son de una marca que hace tiempo dejó de existir y hasta ahora no hemos mencionado en ninguno de nuestros post, la Studebaker Corporation y para presentarla que mejor manera de hacerlo que con uno de sus modelos con un nombre presidencial, no son otros que los Studebaker President.

coches antiguos para bodas, Studebaker President 1931

Ya en 1966 se dejaron de fabricar todos estos coches antiguos para bodas, pero dejaron sin duda una huella importante en la historia del automovilismo, de la que sin duda os iremos enseñando poco a poco algunos de sus modelos más clásicos. Pero en el coche clásico americano que hoy nos centramos, el Studebaker President, se empezó a producir en 1926 y cesó su producción en 1958. La primera generación de estos coches antiguos para bodas llego con motores potentes 5800 centímetros cúbicos convirtiéndolos junto con sus líneas de la carrocería en una auténtica joya de las cuatro ruedas, sus guardabarros delanteros y los faros delanteros al igual que la rueda de repuesto colocada en el lateral son señas identificativas de los coches de esos años.

coches antiguos para bodas, Studebaker President 1941La segunda y tercera generación de estos coches antiguos para bodas se extiende hasta los principios de los años 40 que se paralizó desde entonces hasta 1955 debido a la llegada de la Segunda Guerra Mundial. Estas generaciones eran de aspecto robusto y venía como característica opcional que el arranque del motor fuese automático. Ya para cuando se reanudo la producción a mediados de la década de los 50 estos coches antiguos para bodas habían cambiado radicalmente ahora las líneas eran seguidas, típicas de la época en todos los coches clásicos americanos al igual que los detalles cromados y las formas y detalles de los faros delanteros. Esta última generación de los President estaba disponible en sedan, cupe, ranchera y convertible tanto con 2 como con 4 puertas.

coches antiguos para bodas, Studebaker President 1955Sin duda alguna estos coches antiguos para bodas son muy especiales gracias a que son modelos de una marca que ha pasado a la historia y eso nos convierte en parte de la misma historia si elegimos coches clásicos americanos para el día de nuestra boda.