Los coches de boda que os enseñamos hoy no solo destacan por su color plateado, sin por su especial forma tanto por fuera como por dentro, y es que su nombre lo dice todo, son flechas de plata, os enseñamos el Pierce Arrow Silver.

Coches de boda Pierce Arrow Silver frontal

Estos coches de boda fueron unos prototipos que se presentaron en el Salón del Automóvil de Nueva York en el año 1933. Un clásico americano totalmente exclusivo, porque solamente se fabricaron 5 únicas unidades. Esta joya de las cuatro ruedas tuvo muco éxito debido a que tenía un aspecto totalmente futurista para la época.

Coches de boda Pierce Arrow Silver backEstos exclusivos coches de boda tenían la parte trasera en estilo “fast back” que da una buena aerodinámica y se puede destacar la ventanilla trasera, la luna trasera, si se puede llamar así, era muy pequeña al igual que su maletero que como podemos observar es muy extraño. Otra característica de la parte trasera son las ruedas carenadas y sobre ellas, en la aleta, se sitúan los faros traseros, característicos por su pequeño tamaño. El parachoques pasa desapercibido al estar tan abajo y ser tan poco vistoso.

Coches de boda Pierce Arrow Silver salpicaderoLa parte delantera de estos coches de boda tienen una línea futurista pero con clase. Aunque no lo parezca tenía rueda de repuesto pero está tan bien oculta que no podríamos verla tan fácilmente, se encuentra detrás de las ruedas delanteras. Tenía un motor muy potente, un V12 con 7.5 litros y 175 caballos de vapor de potencia y podía alcanzar ya en ese año los 185 kilómetros por hora. El salpicadero tenía una forma también futurista, estaba recogido forma de ojo con todos indicadores.

Estos coches de boda son sin duda muy exclusivos, aunque solo se fabricaron 5 prototipos actualmente solo se conocen y están localizados tres de ellos, lo que lo convierte en aún más exclusivo y especial. Y sin duda su color nos da un toque de clase si lo podemos lucir el día de nuestra boda.