Los coches para bodas que hemos presentado hasta ahora son clásicos americanos, pero esta semana os traemos una joya británica deportiva, el Austin-Healey. A pesar de que los coches americanos resultan impresionantes los europeos no resultan indiferentes aunque su característica no sea el gran tamaño.

coches para bodas austin healey 1956

Los coches para bodas ingleses tienen cierto aire de distinción que les caracteriza. La empresa del mismo nombre que el clásico, Austin-Healey comenzó a producir esta joya en 1952, pero solo se fabricaron hasta 1972 cuando el acuerdo entre el Lord de Austin y la empresa de ingeniería Healey Motor Company que duraba 20 años, llegó a su fin.

coches para bodas austin healey 100Estos coches para bodas solo tienen cuatro modelos construidos aunque cada uno de ellos tuvo varias etapas y cambios. Cada uno de estos modelos que iban saliendo nuevos remplazaban al anterior con nuevas y mejores tecnologías motoras. El primer modelo fue el Austin-Healey 100 que se construyó desde el 53 al 56. Los primeros se fabricaron con unos motores de cuatro cilindros y de 90 caballos de potencia llegando a tener 110 CV en la última etapa de la construcción de estos coches para bodas. El nombre que posee se debe a que podía llegar a alcanzar las 100 millas por hora, unos 160 km por hora. El segundo modelo fue el Austin Healey 100-6 que se introdujo en el 56 para remplazar al A-H 100. Este nuevo modelo era un seis cilindros, con la carrocería cambiada totalmente en la parrilla del radiador y con un ahora apreciable parabrisas. El motor que tenía era de 117 caballos de potencia y podía alcanzar los 167 km por hora.

El tercer modelo era el Austin-Healey 3000, el cual estaba subdividido en el Mark I, II y III que se produjeron del 59 al 67. Los motores seguían siendo de seis cilindros y tiene el sobrenombre de 3000 porque eran casi los centímetros cúbicos que tenían sus motores, los caballos de potencia que este modelo de coches para bodas llegaron a alcanzar fueron 150 pudiendo alcanzar los 97 km por hora en 10,9 segundos, sin duda uno de los coches para bodas más veloces.

coches para bodas Austin Healey 3000El cuarto y último modelo que se fabricó fue el Austin-Healey Sprite con hasta cinco versiones con el sobrenombre de Mark. Este modelo no se caracteriza como los anteriores por su velocidad ya que no tenían la potencia que los anteriores. Lo que más diferencia a este modelo de los anteriores es su aspecto ya que es totalmente diferente con una línea mucho más moderna de formas menos redondeadas que antes. Lo que le convierte en uno de los coches para bodas más actuales dentro de la categoría de coches clásicos.