Los coches para bodas que os traemos esta semana son unos clásicos americanos muy famosos y con el lujo como primer apellido, no son otros que los Packard, producidos por la compañía del mismo nombre.

coches para bodas, Packard 1934

 

Estos coches para bodas se produjeron desde el año 1899 hasta el 1958 comenzando y adquiriendo muy buena reputación desde sus inicios. Comenzaron en sus primeros años con motores de un solo cilindro hasta el año 1903 cuando ya pasó a tener trece cilindros y volante más moderno que el anterior y aire acondicionado en lo que era un vehículo para pasajeros. En los primeros años de su producción estos coches para bodas hasta los años 30 fueron percibidos como unos coches altamente competitivos y lujosos coches americanos de alto precio. Pero no fue hasta su exportación en los 20 cuando se incrementaron más sus ventas y su expansión en gran parte debido a la crisis que precedió el crack del 29 haciendo coches aún más opulentos.

coches para bodas, Packard 1941En los años 40 la producción de estos coches para bodas se centró al 100% en la fabricación de guerra con motores para aviones y para barcos. Y tras la guerra la compañía gozaba de una buena posición financiera por lo que siguió con la fabricación de estos lujosos coches antiguos para bodas que son hoy hasta los comienzos de los años 50, cuando abandonaron la producción de coches lujosos.

Ya en la década de los 50 estos coches para bodas dejaron de ser una marca independiente y no eran ya de lujo, tenían unos motores V8 y 275 caballos de fuerza. Lo que acabó por pasar tras el abandono del lujo fue la decepción de los más devotos de estos coches clásicos americanos por esa pérdida de exclusividad.

coches para bodas, Packard 1958Las líneas que fueron siguiendo estos coches antiguos para bodas seguían las formas típicas de cada época, desde los guardabarros delanteros de principios de siglo, seguido de las formas redondeadas de los años 40 junto con las ruedas carenadas y los detalles cromados hasta los faros redondeados que se daban hasta finales de los 60.

Estos coches para bodas son sin duda muy especiales para elegirlos en días especiales ya que su encanto de formar parte de la historia los convierte en algo inigualable.