Algunas veces queremos volver al pasado, pero con un coche clásico, tenemos un pedacito de él. Los coches que actualmente se clasifican como antiguos su principal característica es que vienen de tiempo atrás, pero no todos los coches aunque sumen años, son considerados clásicos. Cuanto mayores cuidados les demos podrán formar parte de la categoría clásica.

Con el paso del tiempo y el uso todo se va estropeando pero para evitarlo tenemos a nuestro alcance un sinfín de productos, con ellos y con nuestra dedicación, lograremos que nuestros vehículos perduren. Todo lo que tratamos con cuidado y usamos debidamente dura mucho más tiempo.

Al igual que con un vehículo de hoy en día hay que cuidar el corazón de nuestro coche, el motor. Para ello cuando arranquemos nuestro clásico tenemos que esperar a que se caliente totalmente antes de iniciar la marcha dejándolo al ralentí, es decir, punto muerto. Y a la hora de iniciar la marcha, hacerlo despacio. Mantener una conducción estable, es esencial, sin realizar movimientos bruscos, pudiendo disfrutar así mejor del manejo de nuestra máquina.

motor

Los niveles de aceite del motor y aceite del cambio hay que revisarlos periódicamente y vigilar que estén al nivel adecuado, siendo preferible mantenerlos al máximo. El nivel de agua del radiador también hay que mantenerlo al máximo ya que evitará que la temperatura del coche no se eleve y esté correctamente refrigerado nuestro motor.

Una característica destacable es que antes la gasolina que necesitaban los motores de este combustible contenía ciertas cantidades de plomo, el cual lubricaba el motor, pero hoy día la gasolina ya no contiene ese plomo. Para conseguir ese efecto en nuestro motor y que esté bien cuidado cada uno o dos depósitos que llenemos es aconsejable añadir un aditivo especial de carburador para motores a gasolina. Otra característica especial de los coches antiguos es que los que funcionan con gasolina son carburadores y no de inyección como son vehículos actuales que funcionan con este combustible.

Para cuidar el exterior de nuestro clásico no necesitamos cosas muy diferentes a lo que haríamos con un coche actual: mantenerlo limpio y encerarlo ocasionalmente para darle brillo. En el caso de que tengamos alguna característica exterior especial también le dedicaremos su debida atención.

1326728748898

En el caso de tener un vehículo con el techo de vinilo o con capota: el vinilo debemos mantenerlo siempre hidratado para evitar que se cuartee, para ello existen productos especiales a tal fin. En el caso de tener capota podemos retirar el exceso de suciedad en seco y después lavarlo con agua y jabón especial para capotas.

vinilo

Los interiores suelen ser variados y cada tapicería tiene su proceso de limpiado y productos especiales destinados a ellas.

Con un pedacito del pasado correctamente cuidado, podemos ir conduciendo hasta nuestro futuro.