Los vintage cars por el solo hecho de ser coches antiguos ya tienen una característica especial, pero si a eso le unimos que muchos coches clásicos los llevaban reyes y presidentes que han pasado a la historia con un buen recuerdo, la opción de ir a en vintage cars suma más puntos.

vintage cars, coches reales y presidenciales Lincoln ss-100-x Kennedy

 

vintage cars, coches reales y presidenciales Cadillac 1928 AlCaponeUno de los ejemplos de vintage cars en los que podemos ver a algunos de los presidentes de los Estados Unidos de América es el Cadillac Town Sedán 341A de 1928 blindado que se le confisco al mafioso Al Capone en su captura. Este coche clásico fue el que llevó al ex presidente Roosevelt al Congreso para solicitar el Estado de Guerra tras el ataque a Pearl Harbor. Otro de los vintage cars presidencial es en el que murió Kennedy en 1963 un Lincoln SS-100-X limusina. Este coche clásico tenía un motor de 7000 centímetros cúbicos. Esta joya de las cuatro ruedas será recordada por la trágica historia del asesinato del 35º presidente de EEUU. Actualmente podemos ver este clásico en el Museo Henry Ford, en Michigan.

En el caso de los vintage cars en los que se pueden ver a personajes de la realeza os mostramos el coche en el que la actriz que pasó a ser princesa, Grace Kelly perdió la vida. Era ella misma quien conducía el inglés Rover P6. Un modelo de los años 60 ganador del premio Coche Europeo del Año 1964 con un motor de 4 cilindros en línea 1900 centímetros cúbicos y 87 caballos de potencia.

vintage cars, coches reales y presidenciales Rolls Royce Phantom iv 48La casa real española tiene algunos vintage cars,  y en el que pudimos ver llegar en numerosos actos al ahora antiguo Rey de España o en el que la princesa Letizia llegó a la Almudena el día del enlace nupcial es el británico Rolls-Royce Phantom IV el cual es Patrimonio Nacional. Este es uno de los coches clásicos que fueron encargados por Franco en 1948.

Los vintage cars si han sido llevados o en ellos han ido personalidades importantes o relevantes en la historia hacen que sea muy especial que el día de nuestra boda y nos podremos sentir como auténticos presidentes y princesas llegando en uno de ellos.