Los vintage cars no solamente sirven para que disfrutemos de ellos trasladándonos al pasado, muchos amantes de los coches clásicos sacan rentabilidad gracias a estas joyas de las cuatro ruedas y es que en un producto del cual podemos sacar beneficios si invertimos en ellos.

vintage cars invertir en coches clasicos cadillac

Si utilizamos los vintage cars para sacar beneficio es gracias a que son un bien de lujo y cierto es que si activamos cualquier tipo de negocio que va dirigido hacia esta opulenta categoría podremos obtener beneficios y en el caso de los vintage cars podemos llegar a tener una magnífica colección de auténticas y espectaculares máquinas rodantes.

vintage cars invertir en coches clasicos seat 600Cuando deseamos invertir en algo solemos pensar en productos financieros y algunos bienes tales como el vino o los sellos y el oro, pero los vintage cars pueden ser una gran inversión. Frente a la creencia de que hay que tener un alto nivel adquisitivo o ser millonario para poder invertir en ellos, hoy os contamos que no es necesario cumplir ese requisito, aunque sea una inversión con gran extravagancia debido a lo vistosos que resultan los coches clásicos.

El secreto de invertir en artículos de lujo como es el caso de los vintage cars es que son productos que tienen un alto nivel de revalorización, con el paso del tiempo su valor se va incrementando, siempre y cuando el estado del vehículo sea perfecto. Los datos de una consultora británica, Knight Frank  , analizaron en profundidad este sector y observaron que en un solo año aumentó hasta un 28% el valor de los vintage cars, y a los cinco años pueden llegar a tener un 430%  más de su valor.

vintage cars invertir en coches clasicosBien es cierto que cuando llegan épocas complicadas como las crisis económicas es más difícil destinar nuestro dinero a invertir en algo y sobre todo en los vintage cars, que aunque no se necesite una gran cantidad de dinero, es posible que se opte por otro tipo de producto porque se requiere bastante espacio para guardarlos y mantener en buen estado de conservación a estas joyas. Pero sin duda son bienes de inversión que desafían al paso del tiempo y que no pasan de moda y gracias a ellos podemos conservar la historia.